Lección 4: La Acción Inspirada como parte del proceso

 
 

LA IMPORTANCIA DE ACTUAR

En la lección anterior hablamos de la importancia de soltar y la energía de la confianza.

 Hemos hablado también sobre la importancia de conectarnos con lo que queremos y los decretos conscientes.

Ya haz hecho el trabajo de trascender tus bloqueos…

Ahora la pregunta es… ¿debo realizar alguna acción concreta o no para manifestar eso que quiero?

 


Vivimos en un mundo físico

Aquí lo importante es reconocer cuál es la acción correcta. Y reconocemos esto a través de conectarnos con nosotros mismos.

No se trata de empujar, porque cuando empujamos lo que estamos diciendo es “esto es lo que yo quiero”. Y este “yo” tiene relación con nuestro yo más limitado por sus creencias y deseos limitantes.

Cuando nos abrimos a escuchar cuál es la acción correcta. Se trata precisamente de eso, de estar atentos, de escuchar, es contactarnos incluso con la humildad de decir “no sé y estoy abierto a”. Y fluir confiando y manteniéndos en alta vibración nosotros mismos en el proceso. 


¿Cómo saber si la acción es la correcta o no?

Lo primero es confiar, saber, que no puedes fallar.

Este “saber” es tu protección y tu directriz. 

Cuando “sabes” estás conectado con la confianza. Por lo tanto si algo resultó exactamente como querías o, por el contrario, todo se trancó, cuando sabes exactamente lo que quieres y haz realizado tus decretos conscientemente, puedes confiar que lo que está sucediendo está alineado para lo mejor para ti.

La acción inspirada es un “deseo de movimiento que emerge de forma fluida, fácil o como una certeza interna”.

De pronto, sientes que quieres llamar a tal o cual persona.

O visitar un lugar específico.

O enviar tu currículum a cierta empresa específica.


La creencia de que con la Creación Consciente no debemos hacer nada es FALSA.

La creencia de que siempre debemos hacer algo para que las cosas se den también es FALSA.

La Acción Inspirada es aquella acción efectiva que se alinea con nuestros decretos.

La Acción Inspirada es productividad pura. 

Sin embargo, no siempre es necesaria. Resulta que a veces lo que pedimos llega a nosotros por medio de otros y otras veces requiere de nuestra acción concreta.


Las energías relacionadas con la Acción Inspirada son: "Se da fácil", "todo fluye", "los recursos están disponibles", "sabía que tenía que hacer eso, ir a tal lugar, llamar a tal persona y justo esa persona estaba disponible, etc", "hice tanto y se sintió sin esfuerzo, todo se dio fácil".



Veamos algunos ejemplos de Acción Inspirada:

Puede que estés manifestando dinero en tu vida. Lo has decretado, haz limpiado sistemas de creencia contractivos, te haz conectado con la abundancia. A los pocos días (u horas) recibes un llamado de un amigo que quiere contratarte para algún trabajo, o bien, te despiertas en la mañana con la idea de escribir un mensaje saludando a alguien con quien no has conectado hace mucho tiempo.

¿Extraño? acá la clave es explorar. Ve a la entrevista de trabajo, escribe el mensaje que no tiene "sentido lógico" para ti y observa qué sucede. 

Les doy otro ejemplo.

“No hace mucho tiempo atrás (y por eso la importancia de estar conectados con nosotros mismos y observar lo que sucede en nuestro mundo interno), viviendo en asía pedí algo tan sencillo "un desodorante que funcione".

 

¡Si! en Asia hace calor! Mi necesidad era práctica, pero real y conectarme con lo que realmente quería no tuvo mayor complicaciones. Mi decreto fue general y específico a la vez:  “Quiero un desodorante" (esto es general), "que funcione" esto es específico, ya que no quiero cualquier desodorante.

Este decreto lo hice mientras manejaba mi scooter por las calles de Bali. A los pocos segundos la imagen de una tienda que conozco (pero a la que iba raramente) apareció en mi mente (la importancia de estar conscientes de nuestros pensamientos). Me produjo curiosidad y sin dudarlo fui a la tienda. Pregunté si tenían desodorante (claro que sí) y lo compré.

Debo decir que es el mejor desodorante que he tenido en mi vida.

Así de práctica es la creación consciente para nuestro día a día. 

 


¿Qué es contrario a la Acción Inspirada? 

Existen al menos dos aspectos que aparecen contrarios a la Acción Inspirada:

1. La acción que controla: Creer que "si no hago esto o aquello lo que quiero no se hará realidad" o "solo de esta forma voy a obtener este resultado" (que está limitado a tus sistemas de creencia). Se trata del proceso mental tradicional. A+B=C. En Creación Consciente rompemos este esquema. Tu relación con el control acá es clave. 

2. La inacción por testarudez: Acá la actitud errada es la de "rebeldía sin causa". Negarnos la experiencia de recibir por querer que las cosas se den a "nuestra" manera sin estar abiertos a que hay formas incluso mejores para ti. Acá la quieres observar la energía de "negación" o “estar cerrados a recibir”.

 


MÁS ALLÁ DEL ACTUAR: LA PARADOJA
Nota para manifestadores avanzados

La vida muchas veces es una paradoja. Lo que se aplica en un nivel de consciencia y comprensión no puede aplicarse en otros niveles. En Escuela Creación Consciente entendemos que esto es así y trabajamos por niveles juntos. 

En estricto rigor todo puede llegar a nosotros sin acción aparente.

"La acción es importante hasta que no lo es".


En términos últimos, incluso un monje que está sentado en la montaña puede atraer cualquier cosa que quiera. Pero esto no es exactamente a lo que nos estamos refiriendo acá.

Acá nos referimos a no negarnos la importancia de actuar.

Y a usar todos los recursos que están a tu alcance de forma natural para obtener resultados en este mundo físico. 

El actuar inspirado complementa tu manifestación, pero entre más te abres a comprender cómo funcionas a nivel energético y vives desde la certeza, más tu actuar será siempre desde la inspiración. En tu conexión tu energía es suficiente para traerte lo que necesitas en el momento preciso (esto es abundancia). 

El actuar complementa tu manifestación. El actuar es una herramienta más. Pero quiero agregar, que cuando realmente estamos completamente alineados y viviendo desde la certeza y confianza (y no tuviéramos ningún boqueo): milagro suceden. Ya sea que quieras una hamburguesa en la cima de la montaña o en el medio del desierto.

Todo es posible.

¡Nos vemos muy pronto en una próxima lección!