Lección 3: Viviendo desde la Confianza. Aprendiendo a Soltar. 

Bienvenido.

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
 

¡Felicitaciones!

Si ya estás en este paso quiere decir que ya has comprendido las bases generales y mecanismos con los cuales creamos nuestra realidad constantemente. Te has conectado con lo que quieres, eso que te produce excitación y apertura. Has formulado un decreto, identificado los potenciales bloqueos y te has abierto y expandido a la posibilidad de que eso efectivamente llegue a tu vida.

Ahora vamos a hablar de quinto paso que es el paso de soltar.


Cuando sueltas generas el espacio necesario para que algo nuevo pueda llegar a tu vida.

El ser capaces de soltar está íntimamente relacionado con la confianza.

Acá nos referimos al soltar de expectativas, sistemas de creencias y exigencias de todo tipo.

 

Es lógico pensar que cuando estudiamos manifestación consciente y comenzamos a ver técnicas para atraer aquello que queremos y ponerlas a prueba, sintamos una sensación de exigencia. Queremos... No. ¡Demandamos! que aquello que hemos pedido llegue a nosotros.

 

Ya que si esto no es así no sentimos defraudados.

 

El punto está, y en que esta misma energía es lo que impide que tengas resultados positivos.

 


¿Qué significa soltar?

Soltar en la CONFIANZA.

Soltar en el SABER.

Soltar en la CERTEZA.

Es en la certeza donde sabemos que hemos superado nuestros bloqueos. Por que sino tenemos certeza esto nos está indicando que hay una parte nuestra que NO SABE, que NO ESTA SEGURO, que DUDA.

Si no estamos seguros (y esto no es bueno ni es malo) es porque hay una creencia o un miedo. ¿Recuerdas los bloqueos de la manifestación consciente?

Cuando soltamos, soltamos en el SABER.

SABEMOS que eso es así, CULTIVAMOS ese SABER. Nos conectamos con el SABER.

En manifestación consciente siempre vamos a conectarnos con el saber, energía de la certeza.

La energía de la certeza es aquella que está más allá de toda duda.

Puesto de otra forma, al soltar que nos referimos acá es al soltar en la CERTEZA.

 

La sutil diferencia a la que nos referimos acá es aquella en la que soltamos en la Cere 


Si tu estado interno es el de exigencia esto tiene distintas causas que queremos revisar:

 

1. Tu visión es limitada: A lo que nos referimos acá es que es muy probable que estés bajo un sistema de creencias de que eso, y sólo "eso" que estás pidiendo puede venir a satisfacer un aspecto interno en ti. Con este tipo de visión limitas al universo de tener acceso a las potencialidades infinitas.

 

2. Estás conectado a la energía de la carencia: Si tú energía no estuviera ligada a la de "exigencia", te sería irrelevante si aquello que quieres llega o no a ti porque de todas formas ya eres feliz en el momento presente. Quieres observar esto con detención. 

 

3. Tienes dudas: Exiges por qué tienes dudas. Si tienes dudas es porque alguna parte de ti no cree que aquello que lo que has pedido va a llegar a ti. Esto lo que refleja es falta de certeza. Y la certeza crea. La certeza es la energía que está más allá de toda duda. En este caso hay que trabajar con esta energía de incertidumbre en primer lugar. 


 

¿Como cultivar la confianza?

La confianza es energía que sabe que siempre estamos proveídos. La energía que, aun cuando no sabes te permtire abrirte a comenzar a saber. Éste saber es energético y habla directamente en el lenguaje universal de las vibraciones.

Todos hemos confiado alguna vez en nuestra vida. Si no sabes cómo confiar comienza por recordar en qué momentos has confiado.

Cierra los ojos y siente esa energía en ti. 

 

Cuando manifiestas algo en tu vida quiere saber que lo que has pedido está en camino. "Saber que sabes" porque no tienes duda. Y la confianza se relaciona con el saber, se trata de una energía sutil y calma que te provee de descanso mientras el universo trabaja por ti.

 

Todo aquello en lo que no confías se transforma en un peso para ti ya que instintivamente tomas en tus manos el rol del control y el de llevar a cabo las acciones que tú consideres necesarias, pero que están limitadas por los recursos a los que tienes acceso (tangibles e intangibles) y sistemas de creencia que te limitan. Mientras que el universo tiene recursos ilimitados. 

 

Cuando pides algo al universo lo primero que haces es conectar con aquello que realmente quieres, luego decretas, trabajas en tus bloqueos y dejas ir. 

Abandona toda expectativa. 

Abandona incluso el sueño de que se haga realidad. 

Vuelve a la verdad de que la felicidad y gozo ya están dentro tuyo.

Esta es una de las acciones más poderosas que puedes hacer para atraer aquello que quieres (o mejor).


Ahora, un indicador de que has dejado ir...

puede ser el hecho de que te has olvidado completamente de lo que has manifestado en primer lugar. Así de confiado y desapegado al resultado estás. A través de este estado de ser de relajo el universo puede trabajar con mucho más soltura.

Tu enfócate en seguir siendo feliz y sorprendente cuando lo que has pedido llegue a ti en el momento más extraordinario.

 

Con respecto al soltar quieres revisar al menos las siguientes energías:

1. Exigencias.

2. Culpas

3. Historias personales 

4. Carencias

5. Deseos de futuro

6. Traumas. 

7. Deseos de venganza.

 

Queremos observar también, que la energía de la confianza se relaciona con nuestra capacidad de estar en el presente. Muchas son las preocupaciones que tenemos día día en esta experiencia de estar vivos. Cada una de estas preocupaciones afectan nuestro Estado de Ser ya que la preocupación está vinculada a la energía del miedo. 

Cuando confiamos nos centramos.

Algo externo y más poderoso que nuestras capacidades limitadas de percepción se está haciendo cargo de todo.

Confianza también es descanso.

 

Recuerda que por ley de atracción y vibración la vida siempre está respondiendo a tus Estados de Ser. Cultivar confianza es como un escudo protector en que, sin importar lo que no suceda, nada llega a afectar como nos sentimos. Y al sentirnos siempre conectados con la confianza nos permitimos estar siempre proveídos por el Universo.

 

Una energía contraria es la energía del miedo.

El miedo está intrínsecamente vinculados a la energía de la carencia. Cuando quedemos en el miedo y en la duda de no ser proveídos alimentamos esa energía. 

 

Algunos sistemas de creencias expansivos relacionados a la confianza y al soltar son:

- El universo siempre me provee, más allá de mis capacidades de entender cómo.

- Al soltar sé que algo mejor va a llegar a mí.

- Soy capaz de vivir en el vacío de la confianza que me das lo que necesito en el momento en que lo necesito.

- Soy abundante y todo llega a mí en el momento preciso.

- Soy libre de soltar, de dejaré ir, así como soy libre de elegir y atesorar cualquier aspecto de la vida que elija.

 

Algunos sistemas de creencias contractivos relacionados a la confianza y a soltar son:

- Yo debo hacer me cargo de todo, si no las cosas no suceden como las necesito.

- Debo estar al tanto de todo para que haya resultados.

- La acción es la que crea el resultado, por lo tanto, debo mantenerme activo para mover el curso de la vida.

- Mis memorias, deseos y recuerdos son parte de lo que soy y por lo tanto no soy capaz de dejarlos ir.

 


EXPECTANTES VERSUS EXPECTATIVAS

Hay una diferencia entre estar expectantes y tener expectativas. El que Sabe sabe que aquello va a suceder, que va a funcionar. Hay una certeza. No importa cuándo. No importa Cómo.

Por lo tanto cuando estamos expectantes hay una sensación positiva.

Y esto es lo que quiero que registres - Quiero que registren la energía de estar expectantes. Hay una curiosidad. Hay una pregunta que dice "¿Cuándo va a suceder? "Que ganas de que suceda"

Por lo tanto, ya por el hecho de estar en ese estado estamos atrayendo a nuestra vida circunstancias que nos hacen gozar de la vida. Lo que tiene relación con Estados de SER y en definitiva el FONDO de porqué queremos cualquier cosa que pensamos que queremos.

 

La expectativa, en cambio...

posee una energía contractiva, de demanda. Es una energía que pregunta "¿cuándo va a suceder?" Mirando el reloj. "¿Porqué no está aquí?" Y se produce desilusión, frustración e incluso enojo. 

Lo que está debajo de esa energía es duda, desconfianza. Decimos "¿Qué pasa que esto no ha llegado? Nunca creí en esto de la manifestación de todas formas. Mejor me olvido de todo el asunto"

Esta Academia abordamos muchos temas que apuntan a lo mismos de diferentes formas: trabajar con la energía de la certeza a través de metodologías y ejercicios fáciles de aplicar a tu día a día. 

 

Una persona con actitud expectante responde a siguiente pregunta: “¿donde está ese decreto que hiciste?” con un “se me había olvidado, pero ya llegará” mientras que en el expectante dirá, con sensación de pesadez y de defraude: 

“Si esto no se cumple, no soy feliz”

En el expectante, "si eso se cumple soy aun MAS feliz".

Esa es la gran diferencia vibratoria.


Cuando confías aceleras el proceso para que aquello que quieras llegue a ti. Parece irónico, pero si funciona.

Pruébalo en tu vida y comienza vivir de su nuevo paradigma.

 

 

A Continuación descarga tu ejercicio "saltar a la confianza" y recuerda descargar tu PDF de integración. 

 

¡Nos vemos en la próxima lección!