Lección 2: Introducción a la Vibración Personal

Bienvenido.

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
 

Tu vibración personal es consecuencia de tus pensamientos, emociones, creencias, hábitos y cómo el ambiente a influenciado en ti, entre otros. 

La vibración personal y los Estados del Ser están intrínsecamente vinculados. Ya aprendimos acerca de los estados de ser y cómo se relaciona con la Creación Consciente en la lección anterior.

En los primeros módulos de este curso hemos aprendido acerca de los mecanismos y las Leyes Universales que juegan un rol fundamental en lo que llega nuestra vida. En este modulo final, sin embargo, vamos a hablar acerca de la manifestación o creación de la realidad desde lo que somos. Este es un estado avanzado de manifestación.

 

¿A qué me refiero con esto?

Cada uno de los Estados del Ser mencionados en la lección anterior emite una vibración particular. En este nivel de comprensión del curso ya entendemos que la energía y la vibración juegan un papel fundamental tanto en cómo nos sentimos como en lo que somos capaces de atraer a nuestra vida (y con cuanta rapidez).

Por lo tanto, el creador consciente experto comprende que el “esfuerzo” más productivo está en dirigir su atención en cultivar Estados de Ser más expansivos.

 

Éstos estados del ser se pueden alcanzar a través de:

  • La intención.

  • Formar hábitos conscientes beneficiosos.

  • Alcanzar estados espirituales más elevados.

  • Cultivar la confianza y el soltar.

  • Modificar tu alimentación.

  • Meditar.

  • Entre muchos otros. 

La vibración personal es exactamente eso:

Cómo estamos vibrando en este momento presente, qué tipo de vibración estamos emitiendo. Recordamos que la vibración es un mensaje al Universo y que por “Ley de Atracción” la vida nos está dando más de aquello que estamos pidiendo o dando el mundo.

 

Nuestra vibración personal se conforma de nuestros pensamientos, sistemas de creencias, emociones y palabras que estamos utilizando en nuestro día a día. De esta forma, cuando nos hacemos conscientes de cada uno de estos aspectos de nosotros mismos y decidimos modificar cada uno de ellos, estamos modificando por consecuencia nuestra vibración personal.

 

Una forma simple de entender esto es cuando vemos entrar a una persona o conocemos a alguien nuevo y decimos "esta persona es muy buena onda" o bien "¡que mala onda, no puedo estar cerca de esta persona!".

Esa "buena o mala onda" tiene relación con la vibración personal de ese individuo en términos generales. Todos somos sensibles a percibir estas vibraciones en todo momento y con los que nos rodean, unos más sensibles que otros.

Al modificar nuestra vibración personal, modificamos el mensaje que le estamos constantemente dando al universo y como consecuencia nuestra realidad externa se verá modificada a su vez.

Asi de simple.


 

VIBRACIÓN PERSONAL VERSUS VIBRACIÓN COLECTIVA

La agrupación de vibraciones personales crea lo que se llama la vibración colectiva.

Estamos todos conectados. La vibración colectiva también afecta nuestras vibraciones personales y viceversa. Si queremos ayudar al colectivo humano queremos comenzar por ser más felices y más dichoso nosotros mismos.

 

Estamos todos conectados y lo que otros sienten también nos influye a nosotros.

La vibración colectiva también influye en cómo te sientes en tu día a día. 

Muchas son las personas que se sienten "fuera de lugar".

Lo que acá puede estar sucediendo a muchos (y probablemente tu que estás leyendo esto) es que vemos que lo que nos rodea no está reflejando nuestro estado interno y sentimos que no podemos compartir lo que somos con otros sin sentirnos juzgados o entendidos.

Generalmente hablando, cuando nuestra vibración personal es más elevada que el promedio puede que nos sintamos incómodos. Uno de los síntomas de esto es que nos sentimos "fuera de lugar".

De esta forma, muchas veces tendemos a bajar nuestro nivel Vibracional (consciente o inconscientemente) para poder “conectar” con otros lo que en consecuencia sólo nos ocasiona sufrimiento, ya que en realidad, nunca “conectamos” ya que la conexión se da cuando hay una expansión interna que nos permite percibir esa conexión.

Incluso si tu propio núcleo familiar es complejo para ti, la clave está en que conectes con tu vibración personal en todo momento. Puedes decretar que tus relaciones se alineen con aquello que sirva tu gozo y con darte permiso de dejar ir aquella situaciones y personas que no estén reflejando el nuevo paradigma que estás creando para ti mismo.

 

Todos los módulos contenidos en este curso apuntan a aumentar tu vibración personal. Por lo tanto, felicitaciones porque has estado trabajando no sólo en comprender cómo funcionan los mecanismos de crear la realidad conscientemente, sino también en ser más feliz sólo por el hecho de existir.

 


A continuación, veamos siete estrategias para aumentar nuestra vibración personal.

1. Rutina diaria:

La rutina diaria es importante ya que nos crea el hábito de conectarnos con nosotros mismos. Esta acción lo que hace es que le da una señal clara a tu inconciente de que tus intenciones están siendo respaldada por tus acciones.

Meditación, deporte, yoga, escribir, etc. son algunos ejemplos de actividades que te conectan contigo mismo. La constancia acá es la clave.

 

2. Alimentación:

Como ya hemos visto, todo posee vibración y nuestro cuerpo físico se constituye de lo que lo alimentamos. Los alimentos que consumimos acarrean con ellos no sólo nutrientes, sino si hubo o no sufrimiento en el proceso de creación del producto, intenciones, entre otros. 

Esas vibraciones las sientes consciente o subconscientemente en tu Ser y afectan cómo te sientes y también tu vibración personal**

La recomendación es a priorizar alimentos que estén en armonía con lo que tu cuerpo te está pidiendo y ojalá lo más cercano a lo natural posible. Para este tema hay mucha información disponible en Internet.

** nota:  la alimentación es algo muy personal y no existe “una sola forma” o “una sola dieta” probada para todos. Esta búsqueda es muy personal y sólo tu sabes mejor que nadie lo que le hace bien a tu cuerpo.

 

3. Relaciones:

Es con quienes nos relacionamos, compartimos energía, pensamientos y emociones. Mi experiencia personal me ha mostrado una y otra vez que relacionarme con personas de mi misma o más alta vibración hace más fácil para mí el disfrute de la vida.

Por el contrario, relacionarme con personas que han elegido un paradigma de drama, sufrimiento, culpa, descuido de otros, etc, rápidamente afecta cómo me siento, lo que en el corto-mediano plazo me aleja de mi centro y afecta mi vibración personal y todo lo que me rodea.

Acá la tarea es revisar tus relaciones, alejarte de aquellas personas que sabes no te hacen bien y cultivar aquellas relaciones que te empoderan y te hacen disfrutar de la vida. Revisa también tu adicción al drama y a las escusas que te das para mantener esas relaciones que te hacen mal.

Incluso si estas relaciones dañinas son familiares tienes derecho de tomar distancia y de ser fiel a lo que te nutre y te hace bien.

 

4. Conexión con la naturaleza:

La naturaleza posee en sí misma una muy Alta Vibración. Numerosos son los estudios que comprueban que vivir cerca de un parque o tomar algunos minutos diarios para conectar con espacios naturales disminuye el estrés, las enfermedades mentales, trae claridad a las personas, fomenta la abundancia, brinda estados de paz, entre muchos otros.

Si no tienes espacios naturales cerca de donde vives una opción alternativa es la conexión con el agua. Una piscina, un baño de tina o incluso un vaso de agua con intención tienen el poder de influenciar tu vibración personal.

 

5. Intención:

La intención direccionada es un motor que es capaz de crear milagros en todo sentido. Una intención clara y con energía remueve los obstáculos en tu camino de no obtener aquello que quieres.

Tu misión acá es crear una intención clara, es imaginar cómo te sentirías si ya estuvieras vibrando de la forma más expansiva posible para ti y estar muy conectado/a con el fondo de por qué quieres aquello que quieres.

Siente el poder de esa intención y sabe que nada se puede interponer entre tú y tu objetivo. Que ya eres eso que has decretado para ti mismo. ¡Felicitaciones!

 

6. Identifica referentes guías:

"Guías" son personas que nos inspiran, personas que al escucharlas o leerlas nos conectan con la claridad de nosotros mismos.

La clave acá es inspiración, identifica al menos tres personas que te inspiran. Ya sea personas virtuales, amistades o familiares y dedícales más de tu tiempo diario a conectar con ellos.

 

7. Medita:

Se ha comprobado una y otra vez que la meditación es tremendamente efectiva para mejorar el bienestar integral de las personas. Existe un sinnúmero de tipos de meditaciones, audios disponibles en internet y explicaciones.

Encuentra la que sea efectiva para ti y crea el hábito de meditar a diario.

 

La clave en cada una de las estrategias mencionadas es la acción concreta. La acción interna (como la intención), así como la acción externa que tiene relación con decir sí, con decir no, con desintoxicarnos de lo que no nos hace bien y agregar más aspectos que nos nutren.

 

A continuación descarga tu ejercicio "Elevando tu Vibración Personal".

 

¡Nos vemos en la próxima lección!