¿Universo, Dios, Fuente? Nota sobre conceptos

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
Bloque video
Haz doble clic aquí para añadir un video con la URL o código integrado. Conoce más
 
 

Cuando por primera vez escuchamos sobre el concepto de “Creación Consciente” y la posibilidad de que no sólo eres capaz de crear tu realidad, sino que lo estás haciendo de forma natural en todo momento, es muy posible que fuertes resistencias surjan, tales como: “¿Es que acaso soy Dios? o “¿Quién soy yo para crear la realidad?”.

 

La Creación Consciente no busca amenazar tus creencias religiosas personales y mostrarte “el camino total y verdadero”, esto sería errado en esencia ya que todos los caminos son válidos y eventualmente llevan al mismo punto de encuentro con nosotros mismos. Sin embargo, las formas en que recorremos este camino, pueden conllevar más o menos sufrimiento dependiendo de tus creencias y preferencias, conscientes o subconscientes.

 

A medida que leas este libro, te darás cuenta de que sus contenidos son universales y cualquiera los puede aplicar. Muchos de estos contenidos, son temas que diversas religiones y culturas fomentan, como lo es el poder del agradecimiento, el rezo, el rito, el conectar con algo superior (o contigo mismo), entre otros. Por lo tanto, independiente de lo que creas o no, lo que contiene este texto viene a empoderar tu vida, sin juicio de tus creencias actuales.


Tus creencias son personales y se respetan, eres libre de mantenerlas, modificarlas o expandirlas a tu antojo. Saber que eres libre de esto, es lo que la Creación Consciente propone.

Ahora, uno de los aspectos relevantes de la Creación Consciente es la utilización de decretos los cuales consisten en expresar a la vida de forma efectiva nuestros deseos para que ellos se materialicen en nuestra realidad.

 

Los decretos conscientes pueden utilizar conceptos genéricos para comenzar las frases, tales como: “Universo”, “Fuente”, “Dios”, “Diosa”, “Ser Superior”, “Naturaleza”, “Vida”, “Creador”, etc.  Puntualmente, en este libro utilizamos el concepto de “Universo”, debido simplemente a que es una idea global que contiene menos significados vinculados a sistemas de creencias preexistentes, como lo son por ejemplo “Dios” o “Creador”.

Entonces… ¿Cuál de todos estos términos elegir? El que tú prefieras. Tu tarea es utilizar él (o los) conceptos que te haga/n más sentido… el que te genere menos resistencia y más expansión.

 

En estricto rigor no importa qué concepto utilices. Personalmente me gusta llamarle “El Da lo Mismo”.

 

Cualquiera sea el concepto que prefieras utilizar para decretar, pedir o referirte a algo superior, en términos últimos: tú eres eso.

 

Tú eres el Universo, la Fuente, Dios, el "Da Lo Mismo” y por lo tanto no hay nada separado de ti.

Descarga a continuación el siguiente ejercicio (clic en imagen) para comenzar a crear hábitos de gratitud.

 
 
 
icons8-question-mark-64.png

Nota: Tus preguntas serán respondidas en un audio y/o escrito y subidas de forma pública a la sección de Biblioteca para alimentar el material de preguntas frecuentes que nos sirven a todos. Las respuestas no se enviarán personalmente.
Haremos lo posible para subir preguntas y respuestas lo antes posible.