Vibración Personal, Estados de Ser y Nuestra Capacidad de Manifestar Conscientemente

En el artículo “Sobre Estados del Ser: Manifestando desde lo que Eres” se explica en detalle los mecanismos de cómo lo que sentimos y lo que estamos atrayendo a nuestra vida se relacionan.  

Nuestros pensamientos, emociones, intensiones poseen una vibración específica y dan tanto forma a nuestro entorno externo como a nosotros mismos en el corto a largo plazo.

Cuando hablamos de vibración personal nos referimos a la energía que cada uno está emitiendo de forma constante.

 

Nuestra vibración personal es la que determina nuestra realidad, las relaciones que atraemos, oportunidades y experiencias.

 

Cuando estamos en un espacio expansivos nos sentimos seguros, confiados, energéticos, somos capaces de apreciar a otros, sentir gratitud y detenernos a deleitarnos por el momento presente.

Por el contrario, cuando nos encontramos en un espacio contractivo de duda, miedo, frustración o estrés somos incapaces de conectar profundamente con otros, las cosas nos salen mal y a veces incluso terminamos dañando a personas que queremos.

Hay gente que pareciera estar en un espacio contractivo todo el tiempo mientras otros parecieran sentirse vibrantes y felices independiente de las circunstancias. Puedes tener a dos personas viviendo en el paraíso (te lo digo por experiencia) y hay algunos que siempre encontrarán algo de qué quejarse, mientras que otros siempre ven la oportunidad, el beneficio o el lado positivo de las cosas incluso en la adversidad esporádica.

Nuestra vibración personal está determinando nuestra realidad en todo momento y sin esfuerzo alguno. Sin siquiera emitir una intensión o decreto, ni trabajar en visualizaciones o largas lista de lo que queremos, elevar nuestra vibración personal es la forma más eficiente de atraer en cada momento lo mejor para nosotros.

Un ejemplo de esto es que todos tenemos ese amigo al que todo le sale bien y fácil y siempre está viviendo situaciones extraordinarias. Es muy probable que esta persona no sepa nada sobre los principios de cómo creamos nuestra realidad constantemente, pero sin embargo la vida siempre responde a sus deseos. Esta persona está viviendo desde un alto nivel vibratorio y el Universo lee y responde a esa vibración.

 

Podemos escoger nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones y actitudes. Podemos modificar nuestros hábitos y detenernos para conectarnos con nosotros mismos, escucharnos y tomar acción física para elevar nuestra vibración personal. O podemos elegir seguir viviendo bajo los mismos condicionamientos y actitudes que llevamos teniendo por años y seguir sintiéndonos de la misma forma hasta que decidamos –o no- lo contrario.

vibracion1.jpeg

Trabajar en nuestra vibración personal es la forma más rápida de comenzar a manifestar la vida que soñamos en alineamiento con lo que somos.

Cuando tomamos una decisión consciente de vivir una vida más plena y tomamos acciones deliberadas para sentirnos mejor comenzaremos rápidamente a emitir una nueva frecuencia vibratoria.

Sin retraso, el Universo detectará esta nueva frecuencia y tu realidad externa comenzará a modificarse ante tus ojos.

La forma más sencilla de identificar la vibración personal de alguien es como nos hacen sentir. Decimos “esa persona es buena onda” o “esa persona es mala onda”. Es por lo que irradian. Eso que “irradian” es su vibración personal.

Nuestra Vibración Personal tiene relación con nuestros Estados del Ser.

Si te despiertas feliz por la mañana sin necesitar razón para ello es muy probable que estés viviendo tu vida desde una Alta Frecuencia Vibratoria. Por el contrario, si eres una persona que tiende a la crítica constante, al alegato, al maltrato de otros, manipulaciones, estas son señales de vivir en un constante estado de Bajo nivel vibracional.

Me interesa agregar que cuando existimos en bajos niveles vibratorios esto se traduce, simplemente, en estar más desconectados con nosotros mismos. Eso es todo. No se trata de ser buenas o malas personas (aunque nuestros actos se traduzcan en “buenos” o “malos” socialmente hablando).

Al contrario de estar en altos niveles vibratorios donde nos sentimos bien y confiados, al estar en bajos niveles vibratorios estamos más conectados con el sufrimiento. Por eso es más fácil y natural sentir compasión, ternura, conexión y actuar con generosidad y altura de mira cuando nos sentimos expansivos y felices. Estamos más conectados con nuestra naturaleza interna.

 

A continuación se describen 9 formas prácticas en que puedes comenzar a tomar acción y Elevar tu Vibración Personal

 

1.    Procesa tus miedos: Los miedos son energía de baja vibración y afectan directamente nuestra vibración personal. Una herramienta que recomiendo para procesar nuestros miedos es la que puedes encontrar en ascension101.com de Ineliz Benz.

2.    Observa tus Relaciones: En un papel has una lista de las 7 personas con las más te relacionas en tu vida diaria. Pueden ser colegas de trabajo, amistades, familiares o incluso programas de televisión. Luego, al lado de cada uno describe cómo te hacen sentir. Tal vez es tiempo de dejar ir algunas relaciones o comenzar a incorporar nuevas.

3.    Alimentación: Lo que comemos y tomamos sí tiene un impacto en nuestro cuerpo físico y cómo nos sentimos de forma general. En términos generales nuestra alimentación y emociones están estrechamente ligadas. Es importante darle a nuestro cuerpo alimentos de calidad, rápidamente vas a ver cómo tus niveles de energía aumentarán y te comenzarás a sentir mejor.

4.    Naturaleza: Ubica un parque, patio o árbol con el que puedas conectar algunos minutos al día o pasar algún tiempo en la semana. El nivel vibratorio de la naturaleza es en sí mismo de muy alto y tiende a tener un rápido efecto positivo en las personas.

5.    Música: La música afecta nuestros estados de ánimo y puede cambiar un estado de ánimo en segundos. Hoy hazte consciente de qué música estás escuchando en tu día a día y prueba creando una lista de canciones que te vigorice. Revisa como te sientes con este ejercicio.

6.    Momentos de Silencio: 20 minutos de meditación, qi gong, caminata, yoga, té, etc Cualquier actividad (o no-actividad) que te de tiempo para conectarte contigo mismo y sentir exactamente como estás en el momento presente. Sin querer cambiarlo o mejorarlo, esto es estar contigo mismo y es una poderosa práctica para elevar tu vibración personal día a día.

7.    Hacer lo que te gusta: ¿Te estás dando tiempo para hacer aquellas actividades que te hacen más feliz? Es importante darnos esos momentos. Primero quieres tener claridad sobre lo que te hace feliz, quizás quieres empezar a patinar, o comenzar un curso de cocina o leer un libro que tienes olvidado hace meses. Recuerda lo que te hace feliz y HAZLO.

8.    Gratitud: Conecta con el sentimiento de gratitud todos los días. Pregúntate, ¿de qué me siento agradecido en estos momentos? ¿A qué personas me gustaría expresa mi gratitud hoy? Sentirnos agradecidos nos pone instantáneamente en un estado que eleva nuestro nivel vibracional del momento. Hacer esto un hábito puede cambiar tu vida.

9.    Amor Propio: Mientras el miedo es contractivo el amor es expansivo. Amarnos a nosotros mismos es posiblemente la práctica más poderosa para elevar nuestro nivel vibratorio. Para esto, un ejercicio muy sencillo es, cuando nos levantamos por la mañana o antes de irnos a dormir, mirarnos al espejo por unos segundo y decirnos “me quiero tal y como soy”. Observar cómo nos sentimos con esta afirmación. Es muy posible que en un principio nos sintamos incómodos y nos empecemos a dar cuenta de la verdad de que no nos queremos incondicionalmente. Esta sencilla práctica de 2 minutos va a producir fuertes impactos en tu vida.

Una señal de que vivimos en estados de Alta Vibración es que nos sentimos bien por el mero hecho de existir

 

Y si te sientes inspirado comparte este artículo con tus familiares y amigos. Y cuéntame cuál son las 3 formas de elevar tu vibración personal que más llamaron tu atención.  

Estamos conectados!

Javiera Correa

Pd: No olvides conectar a través de tu mail y ¡descarga tu audio gratis! Encuéntralo al final de esta página.