Específico versus General

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
Bloque video
Haz doble clic aquí para añadir un video con la URL o código integrado. Conoce más
 
 

Decretos Generales versus Específicos

 

Aprender a formular decretos conscientes es un arte y requiere capacidad de auto-observación[1].

La forma en que comunicamos nuestro mensaje al Universo es a través de ser específicos (decretos específicos), o bien, generales (enfocándonos en la energía de cómo nos queremos sentir).

Los decretos generales son aquellos que, como su nombre lo dice, abarcan un espectro general.  ¿Qué quiere decir esto? Principalmente que son decretos abiertos y que permiten un amplio rango de sorpresa para que el Universo traiga a nosotros algo más allá de nuestra imaginación. La manera en que decretamos conscientemente de modo general es enfocándonos en cómo nos queremos sentir.

Por otro lado, los decretos específicos, son aquellos que se enfocan en la forma que queremos que tengan nuestras manifestaciones. En otras palabras, se trata de los detalles.

Los decretos generales se enfocan más en el fondo, mientras que los decretos específicos más en la forma. En Creación Consciente siempre decretamos desde el fondo, o bien, desde el fondo + forma. ¿Qué quiere decir esto? Que para que algo que nos hará plenos llegue a nuestras vidas, debemos considerar conectar desde el sentir de lo que queremos, con la energía: siempre.

En última instancia perseguimos sentirnos felices y plenos. Uno de los típicos errores de las personas que empiezan a conocer sobre la posibilidad de Crear su realidad Conscientemente, pero que no hacen la reflexión de “por qué quiero lo que quiero”, es que piden solo desde la forma. Luego, esta forma llega, pero no se sienten felices.

“Llegué a un punto en mi vida en que logré tener todo lo que me había propuesto o había algún día deseado” -me cuenta un hombre de unos 45 años, mientras compartíamos un coco natural después de una sesión de surf, en Bali-. “¿Pero sabes qué? No me sentía feliz. Recién ahí me di cuenta de que lo que había logrado no era lo que realmente quería y aquí estoy ahora, disfrutando de las cosas simples. Reinventándome”.

Considerar siempre el fondo (cómo nos queremos sentir) es esencial para garantizar que lo que llegue a ti esté en alineamiento con una vida más plena.

A través de los decretos específicos exploramos nuestra capacidad de crear nuestras vidas al detalle. Por medio de los decretos generales nos permitimos asombrarnos del elemento sorpresa y jugamos con nuestra capacidad de atraer aspectos a nuestra vida más allá de nuestras creencias o estados limitantes.

Tanto los decretos generales como específicos son dos formas completamente válidas de comunicar lo que quieres al Universo.

Los decretos generales son ideales para cuando sentimos que es irrelevante la forma en que nos llegue aquello que estamos pidiendo.

Por ejemplo: queremos una solución para un problema específico y no nos importa si esta nos llega de un consejo de un amigo, un libro o de pronto ¡el problema desaparece por completo! Simplemente decretamos: “quiero una solución a este problema en específico”. O queremos viajar y decretamos “quiero viajar”, sin importar si es con alguien más, a otro país o regionalmente, etc.

Los decretos generales son también recomendables cuando sientes que no tienes la imaginación suficiente para idear algo en particular, y también para cuando quieres asegurarte que no estés restringiéndote con sistemas de creencias limitantes que condicionen lo que es posible que llegue o no a tu vida.

Los decretos específicos, por otro lado, ejercitan tu capacidad de imaginar y hacen más fácil que identifiques lo que has pedido cuando esto llega a ti (debido a la especificidad con la que expresaste lo que querías).

Así, ambas formas de decretar tienen sus beneficios, y es personal cuál prefieras usar en uno u otro momento.

 


[1] Nota: Según el diccionario medico de la clínica Universidad de Navarra, autoobservación se define cómo “observación que realiza un sujeto de su propio comportamiento. Cuando se utiliza como mecanismo de defensa, el individuo se enfrenta a los conflictos emocionales y a las amenazas de origen interno o externo reflexionando sobre sus propios pensamientos, sentimientos, motivaciones y comportamientos, y actuando de acuerdo con ellos. Se encuadra en un nivel de adaptación elevado. istemas de c a los s ccomo ¿quiedio. Revisado el 11 de Marzo, 2019. https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/autoobservaci

Los decretos generales priorizan el enfoque en el fondo (la energía) mientras que los específico incorporan el fondo y forma (nota: en manifestación consciente siempre queremos incorporar el fondo, si bien es posible trabajar solo con la forma, al olvidar el fondo nos perdemos en lo que creemos que queremos y no lo que queremos). 


Ejemplos:

“Quiero una relación romántica en que me sienta plena/o” versus “Quiero un hombre, 10 años mayor, con trabajo estable, sin hijos, ojos calipso, que viva cerca de mi casa, me saque a comer, hable 3 idiomas, cocine, me lleve bien con la suegra… etc”  


“Quiero el trabajo ideal para mi” versus “jefatura en el área de producción de la empresa X en que me pagan al menos X dinero y trabaje al menos X horas, donde tenga libertad para tomar desiciones, me lleve bien con el personal, tenga un máximo (o al menos) X cantidad de personas a mi disposición, etc”

Descarga a continuación el siguiente ejercicio (clic en imagen) para comenzar a crear hábitos de gratitud.

 
 
 
icons8-question-mark-64.png

Nota: Tus preguntas serán respondidas en un audio y/o escrito y subidas de forma pública a la sección de Biblioteca para alimentar el material de preguntas frecuentes que nos sirven a todos. Las respuestas no se enviarán personalmente.
Haremos lo posible para subir preguntas y respuestas lo antes posible.