Lección 2: Decretos Conscientes versus Decretos Inconscientes 

Bienvenido.

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
 

DECRETOS CONSCIENTES VERSUS DECRETOS INCONSCIENTES

Sobre Decretos y Cómo Decretar

Repito. Los decretos son afirmaciones con intensión.

La AFIRMACIÓN tiene que ver con la pronunciación y uso de la palabra que tiene relación con la FORMA de nuestras manifestaciones conscientes.

La intensión es la ENERGIA y el sentimiento que está respaldando (o no) esta afirmación.

 

Por lo tanto, cuando hacemos un decreto estamos unificando ambos aspectos: Forma + Fondo (Energía).

 

EXISTEN LOS DECRETOS INCONSCIENTES Y CONSCIENTES

Los decretos inconscientes son aquellos que emitimos sin ser conscientes de ellos (valga la redundancia).

En otras palabras, se refiere a cada vez que emitimos una energía (que es orden para el Universo) en forma de palabra, intensión, sistema de creencia, etc.

Hacemos esto constantemente, lo que se traduce en un resultado que podríamos considerar "positivo" o "negativo" para nosotros (recuerda que el Universo no juzga "bueno" o "malo" sobre lo que nos sucede o no).

Y por lo tanto, comenzar a hacerte conscientes de tus decretos inconsciente es de vital importancia para cambiar muchos aspectos de tu vida de forma automática. 

 

Veamos un Ejemplo de Decreto Inconsciente

Digamos por ejemplo, que acabamos de terminar una relación amorosa. Es muy posible que estemos en dolor, tristeza o rabia. Miramos al cielo y decimos:

- “No quiero estar nunca más con un hombre/mujer” Eso es un decreto. 

Esa es una afirmación con intensión y este es un decreto inconsciente.

¿Porqué inconsciente?

Lo que realmente estamos diciendo en este caso es, "no quiero vivir este dolor nuevamente". Y no necesariamente "no quiero estar con nadie más nunca más".

El Universo, sin embargo, muchas veces no hace esta distinción y te concede lo que estás pidiendo... literalmente. 

Algunos conscientes en este caso podría haber sido:

"Universo, muéstrame la mejor forma de sobrellevar este momento de dificultad emocional" o "Universo, enviame toda la ayuda que pueda ser beneficiosa para mi en estos momentos", "Universo, quiero 3 meses de vacaciones de relaciones", "Universo, muéstrame cómo es una relación equilibrada de amor y cuidado mutuo", etc.

La prioridad acá es salir de Estados de Ser contractivos, para que, una vez que estés más alineado contigo mismo, puedas conectar con lo que realmente quieres y decretar conscientemente algo que te haga feliz, y sea beneficioso para ti y los que te rodean en el largo plazo.

 

Por otro lado, los decretos conscientes son aquellos que emitimos con total consciencia e intensión focalizada

Aprenderemos como manifestar conscientemente de manera eficiente a lo largo de estas lecciones. 

 


En este curso lo que queremos es expandir nuestra consciencia de lo que antes hacíamos de forma automática, sin saber las consecuencias que esto podría estar trayendo a nuestras vidas.

Hacernos conscientes cuando estamos emitiendo un decreto inconsciente.

Eso ya es consciencia. Y esto ya cambia todas las reglas del juego. 

Desde ahora en adelante quieres observar lo que dices en tu día cotidiano. Incluso (o bien, ¡en especial!) aquellos aspectos que piensas que no tienen relevancia. 

Ejemplo de decreto inconsciente: 

Ricardo nos comparte una historia:

"Hoy en la mañana tuve la noticia de que se murió mi abuelo y he pasado el día corriendo y organizando todas las cosas prácticas. No he llorado, pero sé que mañana amaneceré destruido"

 

La frase "sé que mañana amaneceré destruido" es un decreto inconsciente que Ricardo estará creando para su día siguiente. 

En vez, un decreto expansivo que se propone podría ser: "mañana estoy abierto a despertar fortalecido" Y abrirte a la posibilidad. 

Observa qué tipo de decretos similares creas en tu propia vida. 

 


Veamos a continuación un proceso paso a paso: 

1. AGREGAR CONSCIENCIA EN EL DECRETO INCONSCIENTE: Hazte consciente de todas las veces que haces una afirmación (uso de la palabra) para ti mismo (esto también puede ser a nivel de pensamiento o escrito) o compartido con tu entorno (en una conversación casual).

Como una forma de ayudarte a identificar decretos inconscientes, estos suelen comenzar de la siguiente manera:

"Estoy segura que... " ej: "estoy segura que esto no resultará"

"Es obvio que... "  ej: "es obvio que esto sucederá", "es obvio que este equipo de futbol ganará", etc 

Otros ejemplos de decretos (afirmaciones) inconscientes: "Esto es así", "nunca nada me resulta", "esto siempre me pasa a mi", "así son las cosas", etc

 

Observar que cuando usas estas afirmaciones, la raíz de estas siempre tiene relación con algún sistema de creencia en ti. El trabajo de cambiar decretos a nivel inconsciente está vinculado con cambiar sistemas de creencia.

.

2. PREGÚNTATE ¿REALMENTE QUIERO ESTO?: Una vez que te has hecho consciente de tus afirmaciones y la manera en que das forma a tu realidad pregúntate si realmente quieres eso o no. 

¿Realmente no quiero otra relación amorosa con nadie más en toda mi vida? ¿Realmente quiero pensar que el mundo es cruel, que la vida es injusta, que me pueden suceder cosas "malas" en la vida", que lo hombres son infieles, que las mujeres son complicadas, que los políticos son corruptos?

¿O quieres comenzar a vivir en una realidad donde todos estos aspectos no son así?

Comienza por referirte a tu realidad de una nueva forma, más expansiva.  

 

3. EMITIR UN NUEVO DECRETO DE FORMA CONSCIENTE: Cuando hemos emitido un decreto inconsciente es muy sencillo revertirlo. En el momento en que nos hacemos conscientes de lo que decimos, pensamos, aseveramos como verdad, somos capaces de cambiarlo.  Alinearnos con lo que realmente queremos y crear desde ese espacio. 

Entonces.

 

Crea DECRETOS QUE ESTÉN EN ALINEAMIENTO CON LO QUE REALMENTE QUIERES.  

 


Es importante que te hagas consciente de los pequeños decretos que dices todos los días

Y LA FORMA EN QUE VES EL MUNDO

 

Tienes que comprender (vuelvo a repetir) que todo lo que dices, piensas y sientes emite una vibración.

Por lo tanto, si bien uno puede decir que “un decreto es una afirmación con intensión” podemos caer en la creencia de que se trata de grandes decretos, de que tienen que ser grandes intensiones.

Pero creas en todo momento y de forma natural.

¿Cómo?

A través de los pensamientos que emites, las creencias que decides sostener, las emociones que eliges sentir o mantener en tu cuerpo y memoria. 

Sin importar si has tenido un pensamiento fugaz o una emoción casi momentánea, ambas tienen un efecto en tu vida (de pequeño o gran impacto).

 

La diferencia con respecto a los decretos conscientes es que aplicamos foco e intensión con dirección, lo que potencia el efecto que tu decreto tendrá en tu realidad. 

 

Ejemplos de decretos inconscientes:

- Sé que me voy a morir joven (estoy decretando morir joven).

- Sé que nunca me voy a ganar la lotería (estoy decretando no tener la posibilidad de ganarla)

- La vida es dura (estoy decretando que también lo sea para mi).

- Los hombres son infieles (estoy decretando "en mi realidad los hombres puedan ser infieles).

- No se puede entender a las mujeres (estoy decretando "ser incapaz de comprender a las mujeres)

- La vejez nos llega a todos (estoy decretando "yo también seré viejo con el tiempo").

- La manzana engorda (estoy decretando, que la manzana me hará engordar). 

Queremos observar las generalizaciones que hacemos nosotros y los que nos rodean. Y estar de acuerdo o en desacuerdo con estas según nos beneficien o no. 

 

Decreto y Sistemas de creencia

Ahora, para que una afirmación tenga poder, esta debe estar en alineamiento con nuestros creencias. Podemos decir "el chocolate me hace bajar de peso" pero, si sabemos que no creemos que esto es verdad, entonces no hay un alineamiento energético entre lo que crees y afirmas. Aunque bien puede ser un primer paso. 

Esta disonancia es la que no te permite que se creen resultados en tu realidad. Visto en forma contraria, tu intensión en que una alineación tome lugar es la que hará que esta disonancia comience a alinearse. 

 

Para que algo suceda en tu realidad se debe trabajar en alineamiento con varios aspectos de ti mismo. Al menos los siguientes aspectos: 

  • Lo que crees

  • Lo que afirmas (piensas / dices)

  • Tu intensión

  • Lo que realmente quieres 

  • Tu acción inspirada. 

  • El Permitirse

 

Como comentábamos, las afirmaciones que usas día a día también revelan tus creencias. 

Por lo tanto, al hacerte consciente de lo que afirmas estás llevando a cabo una doble tarea: reconociendo tus decretos diarios y tus sistemas de creencia. 

 


SOBRE DECRETOS GENERALIZADOS

Los decretos generalizados son aquellos, que como su palabra lo dice: generalizan.

Lo que estas generalizaciones generan son limitaciones de lo que está más allá de esas generalizaciones.

“No puedes confiar en las personas", "si tienes dinero solo te querrán por tu dinero", "la vida es una lucha", "la vida es injusta", "el sexo es sucio", "las personas sobre 35 años se avejentan", "los hombres son mentirosos", etc.

 

¿De qué forma los decretos generalizados te pueden estar afectando?

Tomemos el último ejemplo "los hombres son mentirosos". Lo que sucede con esta afirmación (que es también un sistemas de creencia y que seguimos perpetuando a través de nuestros decretos inconscientes), es que creamos un filtro en nosotros que lo que hace es que cada vez que veamos a un hombre estaremos viendo a una persona mentirosa en potencia (subconscientemente hablando).

Este filtro, por lo tanto, condiciona nuestra conducta y nos predispone a situaciones donde la persona frente a nosotras sí mienta. De forma inconsciente además, nuestra mente buscará el hecho que reafirme la creencia. En este caso, el momento en que este hombre mienta para poder decir "¡Sabía, todos los hombres mienten!"

Lo que sucede, es que nuestros sistemas de creencia están vinculados a nuestro sentido de identidad y nuestro sentido de seguridad está vinculado a nuestra seguridad. Es por esto que el trabajo de sistema de creencias es tan importante y tiene un impacto tan profundo en nosotros. 

Mencionar además que la misma vibración de "desconfianza" y "saber que los hombres mienten" atraerá ese tipo de personas a tu vida. 

Quieres expandir tus creencias. Y comenzarás a ver cambios en tu realidad. 

 

 

La idea es EXPANDIR lo que aseveramos como "verdad"

Quieres ser más consciente y alinearnos en esa consciencia con todos los aspectos de lo que eres.

En esencia sabemos que no todos los hombres son mentirosos, sabemos que no todas las personas son malos. Hay gente que miente y hay gente que no miente. 

 

Entonces, relacionado al ejemplo anterior, puedes decir con intensión, “de ahora en adelante todos los hombres que atraigo a mi vida son personas íntegras” o "todas las personas con las que me relaciono son personas conscientes, confiables y empoderadas" en este caso estoy haciendo una afirmación que se siente expansiva y es también un decreto porque estás ordenando al Universo que las personas que lleguen a tu vida sean personas íntegras. Y estás expandiendo la creencia de que todos los hombres son mentirosos y no se puede confiar en las personas.

 

En resumen:

Todo lo que decimos en ABSOLUTO (verdad absoluta) nos está hablando de lo que creemos.

Y recordar que lo que creemos da forma a nuestra realidad.

 


 

Decreto INCONSCIENTES y SU EFECTO EN OTROS 

Otra de las razones de porqué te quieres hacer consciente de tus afirmaciones y decretos inconscientes es porque estos tienen un efecto en las personas que te rodean y pueden marcarlos por el restos de sus vidas, hasta que se hacen conscientes del efecto que una frase de una persona en particular tuvo en ellos por tantos años. 

Observamos esto en distintos tipo de terapia una y otra vez. 

 

Somos permeables a personas de influencia en nuestra vida. Nuestros padres y personas que admiramos son referentes nuestros y lo que ellos hagan o digan influencian nuestra vida desde pequeños. 

Padres que dicen a sus hijos "no eres bueno para nada", "en la vida solo se puede triunfar con esfuerzo", "es mejor que no te dediques a ser cantante porque no tienes buena voz" puede afectar de manera inconsciente tu vida en tus acciones, decisiones y preferencias (sin saber exactamente porqué en primer lugar). 

 

Por supuesto, existen los decretos inconscientes expansivos y los decretos inconscientes contractivos. 

Enseñar que "la vida siempre te provee", que "puedes confiar en las personas", "que es seguro relacionarte con otros", "existe abundancia para todos" son ejemplos de sistemas de creencia expansivos. 

 

Así es como se traspasan los sistemas de creencia de generación en generación y de forma cultural. Queremos detenernos, observar esta cadena, seleccionar lo que nos sirve y modificar lo que no nos beneficia de forma responsable para nosotros y las generaciones futuras. 

A continuación descarga tu ejercicio "Reconociendo Decretos Inconscientes" y tu PDF de integración (en rojo)

¡Nos vemos en la próxima lección!