Consecuencias de Vivir sin Miedo

Bienvenida/o.

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
Bloque video
Haz doble clic aquí para añadir un video con la URL o código integrado. Conoce más
 
 

CONSECUENCIAS DE VIVIR SIN MIEDO

Mientras escribía este curso, varias situaciones se pusieron en mi vida personal relacionadas con la energía de “vivir sin miedo”.

En el transcurso de pocas semanas, algunas situaciones me llamaron la atención. Por ejemplo:

Un extraño en la calle me ofreció maní mientras esperaba la luz verde para cruzar (que acepté).

3 extraños hicieron dedo mientras yo manejaba (lo que no es muy usual, los llevé).

Una persona me preguntó cómo me atrevía a andar en moto (me di cuenta de que era debido a que no tenía miedo).

Dejé que un desconocido alojara en mi departamento.

Entre otros.

Los resultados de cada una de estas simples historias cotidianas fueron positivas en todo sentido.

Lo extraño que noté, es que cada uno de estos personajes me comentó lo sorprendido y agradecidos de la confianza depositada.

La energía con la que comenzamos a alinearnos cuando vivimos sin miedo es la energía de la confianza.

Pero también me sorprendieron comentarios de personas cercanas, quienes cuestionaron mi discernimiento basados en sus miedos con frases tales como “la gente es mala”, “la cosa está mala”, “la sociedad está mala”, “te puede pasar esto o aquello”, etc.

Ahora, no te equivoques, en cada una de estas situaciones que les comparto hubo discernimiento: la capacidad de observar y tomar desiciones en conexión con tu sistema de protección no basada en el miedo. Ya hablaremos más de esto.

Como veremos más adelante, el miedo te contrae en todo sentido, incluso en tu capacidad de tomar desiciones empoderadas.

Algunas consecuencias de vivir son miedo son:

Existir en confianza.

Atreverte a ser tú mismo.

Vivir experiencias nuevas, extraordinarias o simplemente diferentes.

Ser capaz de conectar con otros más profundamente.

Conectas con la gratitud más fácilmente.

Tomas mejores desiciones.

Apreciación del momento presente.

Relajo y mejor descanso.

Amor más profundo hacia uno mismo y otros, entre otros

¿Son estas formas de vivir que te interesa cultivar en tu vida?

Descarga tu ejercicio a continuación: