Comienza a Desintoxicarte

Bienvenida/o.

Comienza por ver el siguiente video:

 

 
Bloque video
Haz doble clic aquí para añadir un video con la URL o código integrado. Conoce más
 
 

Desintoxicación

Constantemente estás “consumiendo” lo que te rodea.

Si quieres vivir sin miedo debes primero, hacerte consciente de lo que está perpetuando la energía del miedo en tu realidad.

El estado “normal” con el que vivimos nuestra vida es el conjunto de emociones, sensaciones y energías con las que nos relacionamos a diario.

¿A qué me refiero?

A que hay personas que viven todos los días de su vida con miedo.

Mientras hay otras personas que viven todos los días de su vida de forma plena, confiada y feliz.

Ambos viven en un estado que para ellos es “normal”.

Cualquiera sea el estado en el que tu vives actualmente este es “normal” para ti.

La idea es que creemos un nuevo normal.

Cuando se trata de miedo, como la gran mayoría de las personas vive con miedo todos los días de su vida, pensamos en consecuencia que es normal y natural sentir miedo.

Y lo defendemos. Decimos frases tales como: “es normal vivir con miedo”, “el miedo me sirve para”…

Pero esto no es así necesariamente.

Y si estás acá es porque has elegido algo más.

Para realmente vivir una vida sin miedos (y ya sabes a qué miedos nos referimos) debemos comenzar a cambiar hábitos y dejar de “consumir”… elegir la energía del miedo a nuestro alrededor.

Como todo en nuestra vida, la vida que vivimos se basa en las elecciones que tomamos para nosotros mismos.

Vamos a comenzar a tomar acción hoy mismo.

A continuación, te invito a realizar el siguiente ejercicio*:

 
Sin Miedos.png
 

*No continúes antes de haber realizado el ejercicio anterior.


ADICCIÓN AL MIEDO

Para el proceso de desintoxicación considera también que así como cualquier emoción, sentir miedo también puede ser una adicción.

Considera lo siguiente:

  1. Estudios han demostrado que cuando nos asustamos y cuando algo nos emociona o produce placer, nuestro cerebro produce: adrenalina, dopamina y endorfinas. Todas estas pueden producir adicción.

    2.

El miedo contrae tu foco de atención, por lo tanto, por cortos periodos de tiempo sientes que olvidas todo lo demás (problemas, preocupaciones, tristezas, angustias, estrés, etc), por lo que algunas personas lo usan como una vía de escape.


“Con el miedo todas las energías se concentran en un único objetivo: estar en alerta máxima… Esta engañosa eficacia los hace especialmente peligrosos, porque acaban siendo adictivos por el alivio que producen, como todas las drogas”. “Anatomía del Miedo", José Antonio Marina.


Si el miedo no tuviera ninguna atracción, las películas de terror no serían un éxito.

A muchas personas, les gusta sentir miedo.

Sin juicio de lo anterior, pregúntate si tú eres una de ellas.

Como cualquier adicción que queremos dejar ir en nuestras vidas, primero debemos reconocer nuestra adherencia estas.


BIOLOGÍA DEL MIEDO

Para tener una mejor comprensión de cómo el miedo impacta y se produce en tu organismo, te invito a leer el siguiente artículo que lo resume. También puedes hacer una rápida búsqueda en internet.