Fé, entendiendo la energía que crea

La Creación Consciente nos explica de qué manera estamos creando nuestra realidad en todo momento. Esto no es algo nuevo, ni un tema “moderno” de actualidad. Más bien, es un tema que re-surge del olvido, pero que ha estado en funcionamiento constantemente. 

Creas tu realidad en todo momento.

Más allá de toda técnica, más allá del esfuerzo que puedas poner en entender cómo atraer aquello que deseas…

La Creación Consciente se resume en una palabra: Certeza

Certeza es Saber. 

Y es la energía del Saber la que crea.

A continuación quiero que entendamos la diferencia entre la fe y la FE y exploremos el alcance de cada una. Toma en cuenta que esta es una definición personal.


¿Qué diferencia existe entre la FE y la fe?

Según la Real Academia Española, fe se define como:

  1. Conjunto de creencias de una religión.

  2. Conjunto de creencias de alguien, de un grupo o de una multitud de personas.

  3. Seguridad, aseveración de que algo es cierto.

  4. Entre otros.


La fe (con minúscula) es la que se refiere a creer y seguir un conjunto de sistemas de creencias que define un credo o religión.

La FE (con mayúscula) es aquella que tiene que ver con la energía de la Certeza. En otras palabras, es con cuanta fuerza creemos en algo. 


¿De qué forma confundimos fe con FE? 

fe2.png

Cuando hablamos de “¿qué fe sigues?” O “¿cuál es tu fe?” Nos estamos refiriendo a credos, a creencias y por lo tanto, a “fe”. 

El popular dicho Cristiano “El que tiene FE puede mover montañas” - (mateo:17:20) se estaría refiriendo a “FE”. 

¿Por qué? Por que es verdad que cualquiera que tiene FE puede manifestar cualquier cosa en sus vidas (literalmente cualquier cosa). Y si incluye a todos no podemos estar hablando de creencias (que son individuales y en general no encontrarás una persona con exactamente el mismo set de creencias que otra). Tenemos que estar refiriéndonos a algo transversal, universal. 

Si pudiéramos resumir la Creación Consciente en una sola palabra, esta sería FE, sería CERTEZA. Y en la certeza no existe la duda. 

Sin importar la fe que tengas, lo único que sí necesitas tener es FE para manifestar cualquier cosa en tu vidas: incluso milagros. 

Sin importar la fe que tengas (Cristianos, Hinduista, Judío, ateo, etc), si tienes FE podemos influenciar la realidad en la que vivimos. 

La confusión está en pensar que cuando pides a quien representa tu “fe” (un Dios en particular, un Santo específico, un personaje iluminado, etc)  es “este” el que está realizando el milagro por ti, cuando la verdad, es que se trata de tu FE (Certeza) la que interfiere en tu realidad.

Así, ya no es Alá, Jesús, Buda, Santa Teresa o el Dios del Mar. Es tu certeza depositada en algo superior, que sí, si tienes el sesgo de una creencia específica es muy posible que la ayuda llegue a ti tomando la forma de tu fe, pero sólo pudo llegar a ti debido a tu Certeza. 


De esta forma, un ateo tiene tanto poder como un “hombre de fe”. Porque el hombre de fe, si tiene FE puede manifestar su realidad con tanta precisión como un ateo con FE. 

La invitación está en acrecentar nuestra FE y cuestionarnos si nuestra fe nos sirve para la vida que queremos crear. 

Todas las metodologías que enseñamos en mi Escuela de Creación Consciente están diseñadas para incrementar tu FE (Certeza), y sí, cuestionamos si nuestra fe (creencias) nos sirven o no para la vida que queremos crear.  

En la historia de la humanidad se han peleado múltiples guerras en nombre de la fe, creencias que nos separan, ignorando por completo, que sin importar la fe que tengamos, todos tenemos acceso a la FE: tu estado de certeza como creador de tu propia realidad, tu capacidad absoluta de crear tu vida personal y co-crear con otros.


¡Me encantaría leer tus comentarios! 

¡Feliz de que compartas con otros! 


Javiera Correa

Javiera Correa4Comentario